Debemos hablar de Obama

Porque cualquier silencio podría dejar dudas acerca de callarse. Y debemos hacerlo porque se había desatado una “obamamanía”, que todavía sigue vigente, ante la cual se debe tomar posición.
Comencemos por las promesas, los acentos, los temas prioritarios de la campaña y repasemos hoy los nuevos giros, los cambios de énfasis, la modificación del orden de las prioridades. Podemos observar la actitud de la prensa mundial que no pata de hablar de la nueva era que se abre con el acceso de Barack Obama al Salón Oval de la Casa Blanca. Pero, sobre todo, en la preparación de su equipo las designaciones que fue haciendo como, por ejemplo: jefe de su Consejo de Asesores Económicos a Lawrence Summers, ex secretario del Tesoro de Bill Clinton y principal propulsor de la desregulación financiera de los noventa que abrió el camino a los especuladores que provocaron la crisis actual. La ratificación del secretario de Defensa designado por George W. Bush, Robert Gates, un hombre del Pentágono, que dará continuidad a la “guerra contra el terrorismo”. Tanto Gates como Hillary Clinton apoyaron la reactivación de la Cuarta Flota destinada a cuidarnos y amenazarnos a los díscolos de los pueblos de Latinoamérica.
Nos cuenta Atilio Borón que «En su audiencia ante el Senado, Bill Clinton dijo que la nueva administración de Obama debería tener “una agenda positiva” para la región para contrarrestar “el temor propagado por Chávez y Evo Morales”». Debemos preguntarnos de qué temor se trata, ¿de un ataque nuclear a los EEUU? ¿a que invadan el continente con la plaga de la eliminación del analfabetismo? ¿o a esa “insidiosa” penetración de médicos que van curando gratis?
Todo ello, no está hablando de tiempos que anuncien un mejoramiento de las relaciones con los pobres del mundo. Más bien confirma los pronósticos de algunos que afirman ser bastantes pesimistas. Obama llega a la presidencia diciendo que representaba el cambio. Pero, hasta ahora, nada confirma que ese cambio no sea lago más que cosmético. El gabinete que lo rodea habla más de continuidad que de ruptura, aunque no faltan, como en las películas, algún general negro, algún juez negro, alguna trabajadora social que hable de los pobres. Pareciera seguir el viejo consejo del Gatopardo, el príncipe siciliano: «que algo cambie para que todo quede como está». Sin embargo, la crisis en la que está sumido el mundo, y en especial su país, exige terapia de shock, cirugía mayor, ¿está en condiciones de hacerlo con el equipo que lo rodea y asesora?
¿El silencio frente a las atrocidades de la franja de Gaza no nos está diciendo algo? Es que el Estado de Israel en un aliado fundamental del Pentágono para el desarrollo de sus planes en el Medio Oriente. Volvamos la mirada hacia nuestro continente. La Flota, se mira y no se toca. Además, «uno de sus principales consejeros sobre América latina es el abogado Greg Craig, asesor de Madeleine Albright, ex secretaria de Estado de Bill Clinton». Este señor Craig, es además abogado del ex-presidente de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Lozada, de quien el Estado boliviano ha reclamado la extradición desde los EEUU para ser juzgado por la represión durante su gestión que dejó un saldo de 65 muertos y centenares de heridos.
Para analizar la situación de Obama con ojos piadosos debo agregar que no se trata de lo que desearía o le gustaría hacer, sino de las posibilidades reales que el entramado de poder del gigante del norte le puede permitir. Y pesa mucho más el aparato político construido a lo largo de décadas que la capacidad de operar de cualquier presidente. Esto, sin la menor duda Obama lo sabía cuando se postuló.

One comment to “Debemos hablar de Obama”
One comment to “Debemos hablar de Obama”
  1. Obama es el producto necesario que necesitaba Occidente para contrarestar la era Bush, como citás ricardo, para que nada cambie. Tal vez la crisis se llevó a McCain también, pero el hecho de tener un presidente negro, les asegura un gran campo de acción con un abuena cortina de humo «negra», je. Cerrar guantánamo y salir a decir basta de torturas es hasta chistoso. Si se fuesen de la base Cuba y demás países ocupados, bueno. Dejar de torturar? no jodan…qué?, se acabo el imperialismo?
    Abrazo profe!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.