Mirando al mundo LIV– De qué se trata la posverdad – columna Nº 104 – 19-4-17

Los textos a los que he recurrido en la columna anterior nos han permitido desenmascarar la gran mentira respecto de la libertad de prensa y del funcionamiento de la democracia en los EEUU. Para ampliar la mirada sobre el tema, no debemos ignorar que lo que podríamos llamar el esquema institucional estadounidense es el modelo que la globalización impuso a partir de la posguerra. Con mayor intensidad en los comienzos de los ’90 con la implosión de la Unión soviética, fenómeno político que posibilitó la transformación de la vida de los países de Occidente mediante el Consenso de Washington.

¡Qué ironía de la Historia que el resultado de todo ello haya sido conocido como el mundo libre! Tal vez, debiéramos tomar conciencia de la capacidad de marketing que mostró el proyecto político estadounidense para imponerse como el país soñado y deseado por tanta gente del resto de ese “mundo libre”. Sin embargo, dado el dominio internacional de los medios de comunicación, en sus tres modalidades: escrita, radial y televisiva, nada de esto aparece como parte de la información pública.

Entonces, al abordar este tipo de problemas no podemos ignorar que estamos remando contra la corriente y que ésta es muy poderosa: ha invadido la conciencia colectiva con un poder muy difícil de enfrentar. Ello nos obliga a redoblar esfuerzos y a buscar y publicar opiniones y estudios de muchos investigadores, profesores y analistas, que no se amedrentan con los riesgos que supone hacerlo. Es el caso de quien voy a citar.

El Doctor Mickey Huff,  Profesor asociado de Historia y Ciencias Sociales de la Universidad Diablo Valley (California- EEUU), también Director adjunto de la Fundación de la Libertad de los Medios, ha escrito un informe que llevó por título Emergencia por la verdad y reforma de los medios. En él analiza el estado de la información en su país:

En EEUU alcanzó hoy un extremo de la grieta abierta entre la realidad y la información. No sólo hay un simple hueco de credibilidad, sino una necesidad real por conocer la verdad. Los estadounidenses no pueden tener acceso a la verdad sobre los problemas que más afectan a sus vidas por confiar en los grandes medios corporativos. La exigencia de la verdad que comienza a manifestarse es la culminación de los fracasos del cuarto poder, aunque esta denominación ya no sea correcta, para actuar verdaderamente como prensa libre. Esta exigencia por la verdad existe no sólo como resultado de elecciones fraudulentas, pseudo investigaciones de los atentados del 11 de septiembre, guerras preventivas ilegales, campos de tortura e inteligencia médica, sino también alrededor de los problemas más íntimos que a diario afectan a los estadounidenses.

La descripción que hace el Doctor Huff no puede menos que dejarnos estupefactos. Está describiendo el cuadro político en el que se encuentra la información en el seno de lo que se ha publicitado como la tierra de los Padres fundadores de la democracia en América. Continúa resaltando esta descripción, de los aspectos más ocultados:

Pese a su gravedad, estos problemas raramente se publican en los medios de comunicación corporativos, donde la gran mayoría de la gente norteamericana continúa buscando noticias e información. Considerando que la mayoría de los trabajadores de EEUU viene sufriendo en los últimos treinta y cinco años disminuciones en sus salarios reales, en contraste con una pequeña porción que disfruta una riqueza incomparable en la distribución de la riqueza. Esto ha creado una brecha sumamente dispar y en crecimiento.

Para muchas personas todo esto puede resultar inadmisible, no están en condiciones de ver algo que es negado por la verdad instalada. Sigamos leyendo lo que afirma aunque cueste creerlo:

Además, EEUU tiene la tasa de mortalidad infantil más alta entre las naciones industrializadas; cayó por debajo de Europa y Asia en investigación científica y educación; enfrenta el cierre de fábricas y escuelas, con miles de profesores despedidos; un índice de desempleo real del 15%; deudas nacionales estratosféricas por más de una decena de billones de dólares; una infraestructura despedazada; graves deficiencias en la calidad de atención de salud. De hecho, más de 50 millones de americanos hoy carecen de cobertura de atención en salud, dando por resultado la muerte de 18.000 personas al año. Alguien debe advertir el ocultamiento de los medios.

Una imagen patética que ha sido ocultada, como prueba de lo que dice el Profesor se puede ver aquí: www.youtube.com/watch?v=Hg_Tq3YppXg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>