Mirando al mundo LIII– De qué se trata la posverdad – columna Nº 103 – 12-4-17

Hemos ya analizado el ocultamiento como un modo de mentir y, aunque esto pueda sorprender y es comprensible que así sea, voy a dar un paso más para dar más pruebas de lo afirmado. Una investigación de dos profesores de la Universidad Sonoma State de California (EEUU), Andrew Hobbs, Diplomado en periodismo, Psicología y Filosofía por la Universidad de Oxford; Master y PhD en Historia por la Universidad de Lancashire (Reino Unido), y Peter Phillips – Sociólogo estadounidense, Profesor y Director de Project Censored, también de la Universidad Sonoma State de California (EEUU), publicaron un artículo que llevó por título Cómo la prensa en EEUU lava el cerebro a la opinión pública (27-9-2010).

Comienza con un comentario sorprendente para los EEUU:

La desinformación y la propaganda del mejor estilo que pudo haber imaginado Joseph Goebbels (1897-1945) — ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich– existe hoy en día en los Estados Unidos y es utilizada masivamente por los grandes conglomerados de la prensa comercial corporativa que dominan y controlan la mayor parte de la información en este país que, —paradoja de los tiempos— es considerado aun hoy como un modelo de libertad de expresión y de democracia. Nuestros colegas investigadores de la Universidad de Sonoma (California) analizan el fenómeno de la hiper-realidad.

El periodista y político italiano Giulietto Chiesa (1940) nos ofrece una definición respecto a qué debe entenderse por ese fenómeno, concepto con el que los investigadores estadounidenses califican la acción de la prensa concentrada de ese país:

Una comunicación indecente (es decir, desprovista de valor intelectual, de decencia, de cultura) y manipulada (es decir, engañosa, bajo las múltiples formas que pueden inducir a error a aquellos que la reciben) priva a la población de medios intelectuales para defenderse. Un país no se puede considerar una democracia si una gran mayoría de su población está sometida a una comunicación manipulada y a una información fundamentalmente falsa.

La hiper-realidad es simplemente la incapacidad de distinguir entre lo que es real y lo que no lo es. El tema está tan emparentado con la ciencia ficción que se me hace necesario recurrir a otra definiciones que puedan darnos certezas de lo que se está hablando. Wikipedia nos dice:

Hiperrealidad es un concepto trabajado en el campo de la filosofía postmoderna. Generalmente se utiliza para designar la incapacidad de la conciencia de distinguir la realidad de la fantasía, especialmente en las culturas posmodernas tecnológicamente avanzadas. Hiperrealidad es un medio para describir la forma en que la conciencia define lo que es considerado “real” en un mundo donde los medios de comunicación pueden modelar y filtrar de manera radical la manera en que percibimos un acontecimiento o experiencia.

Para ejemplificar de qué están hablando nuestros investigadores dan el siguiente ejemplo:

La prensa corporativa, dígase Fox News (cadena de TV en los Estados Unidos) en particular, publica noticias que promueven una híper-realidad acerca de temas y problemas de la actualidad internacional. Los telespectadores de estas cadenas corporativas -particularmente aquellas personas cuyos puntos de vista están impregnados únicamente de informaciones de este medio- se encuentran sumidos en un estado de delirio exacerbado por la ignorancia.

Si bien nosotros en la Argentina no estamos tan alejados de todo esto, es muy importante que podamos ver qué está sucediendo en el gran país del Norte, padre de la democracia moderna y modelo que nos muestran para imitar para mirar con más detenimiento el funcionamiento de la prensa concentrada entre nosotros. Agregan los investigadores:

La tendencia a la híper-realidad es tan inherente a los medios modernos hoy en día, que basta que los consumidores de información prendan su televisión para que estén expuestos a su estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>